Historia de Cuba

La década ominosa: Martha y su doble

Una reciente conversación con la exiliada cubana Martha Frayde retrocedió las agujas del reloj a un episodio acaecido casi treinta años antes.

En EL PAÍS del 8-12-1978 publiqué un artículo de opinión en el que, a raíz de la detención y condena de mi amiga por las autoridades de la isla, evocaba su carrera médica y luchas políticas contra la dictadura de Batista y a favor del Movimiento del 26 de Julio encabezado por Fidel Castro. Delegada de su país en la Unesco con rango de ministra consejera, realizó una magnífica labor de acercamiento entre los escritores, artistas e intelectuales franceses y la Revolución. Me reuní con ella a menudo a lo largo de 1962 y 1963, y su franqueza y libertad de expresión me sorprendieron gratamente: no ocultaba sus inquietudes acerca de la paulatina sovietización de un programa político que en sus orígenes apostaba por las libertades cívicas y vías democráticas. En razón de ello fue cesada abruptamente de todos los cargos oficiales y, de vuelta a Cuba, reanudó el ejercicio privado de su profesión: sus demandas posteriores de un permiso de salida, primero temporal y luego definitivo, toparon con una tajante negativa por motivos "de seguridad". En 1976 fue detenida y condenada a 29 años de cárcel como supuesta agente de la CIA. Conforme sostenía en mi tribuna de EL PAÍS, la acusación era absurda: ¿cómo podía ser espía del enemigo alguien que, como ella, exponía abiertamente su disidencia respecto a la línea oficial?

Leer más: Martha y su doble

  • Visto: 6491

La batalla de El Caney

El día 1 de julio de 1898 fue elegido por el general Shafter para lanzar al 5º Cuerpo de Ejército contra Santiago de Cuba. Desde el día anterior, las tropas norteamericanas y sus aliados cubanos habían estado tomando posiciones al lado este de la ciudad, con la intención de comenzar el ataque al amanecer.

El 5º Cuerpo estaba organizado en tres Divisiones y dos Brigadas independientes que sumaban unos dieciocho mil hombres. El Caney era una pequeña posición defensiva apoyada sobre el fortín de El Viso, sin artillería ni ametralladoras, con una guarnición de 527 hombres al mando del general Vara del Rey.

Leer más: La batalla de El Caney

  • Visto: 6960

Entre 1882 y 1930, hacinados en grandes buques, con escasez de comida y penosas condiciones higiénicas, tuvo lugar el primer éxodo de asturianos con dirección a Cuba en busca de un futuro mejor, lejos de la miseria y la superpoblación que por aquel entonces sufría el campo asturiano. Aquí no había para todos; allí, había sueños y la ilusión de una nueva vida, con posibilidad de conseguir formación y fortuna para el regreso. La guerra de Marruecos (1912-1928), o el deseo de librarse del servicio militar, que por aquel entonces era obligatorio y de larga duración, fueron otros de los motivos que llevaron a cruzar los mares a un gran número de jóvenes, principalmente varones. Cuando por aquel entonces un asturiano partía, siempre tenía en su pensamiento regresar rico a su tierra: algunos los consiguieron, otros no regresaron y nunca y los menos afortunados lo hicieron pobres y derrotados.

Leer más: Los que se quedaron

  • Visto: 7235

LIDERAZGO OBRERO EN CUBA DURANTE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX: DEL LIBERALISMO INTEGRISTA AL "ANARCO-SEPARATISMO" Capítulo II (Fragmento de un libro en preparación)

"LA HISTORIA, ESA MAESTRA SEVERA Y ELOCUENTE, NOS DEMUESTRA QUE LAS IDEAS EMANCIPADORAS NO SE AHOGAN CON SANGRE, Y QUE EL ARBOL SAGRADO DE LA LIBERTAD, CUANTO MAS LO PODA LA TIRANIA, MAS LOZANO Y LLENO DE VIDA SE LEVANTA"
Enrique Roig San Martín, lider anarquista cubano del siglo XIX

Saturnino Martínez, el ilustrador de los obreros.

El primer líder proletario en Cuba no fue socialista, ni tampoco un hombre nacido en la isla. Se llamó Saturnino Martínez: astur, integrista, miembro por demás del "Cuerpo de Voluntarios"*. Pese a ello, la clase cubana guarda una deuda de gratitud con este peninsular.

Leer más: Los libertarios en Cuba

  • Visto: 6977

Vivencias personales, historia y cultura

Nací en la calle de Dragones en el No.454, entre las calles Campanario y Lealtad, la calle ha sido reconocida como la más tradicional del Barrio Chino de La Habana. Allí y en la calle Zanja, la espina dorsal del barrio Chino, residí durante 20 años hasta mi salida al exterior, becado por la triunfante Revolución a estudiar Economía en Alemania.

En mi mente están latentes imborrables recuerdos de mi niñez y prematura adolescencia en el Barrio Chino de la capital cubana, el de más auge en toda la América en su época.

Leer más: Emigración china en Cuba

  • Visto: 7348

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados