Contenido

ANA PASTOR EN AMBIENTE Y BIEN PROTEGIDA

Posted by:

Por Andrés Pascual

Ana Pastor, la ex presentadora de los “Desayunos de TVE”, decidió “probarse en grandes ligas”, para lo que saltó el charco y firmó con CNN en español.

En su país, “el perro se le había metido en el tabaco”, frase cubana que significa “está en problemas, en su caso, laborales…” Nadie que siguiera el programa matutino daba un medio por la cabeza de la mujer que casi ofendió a Amadinejad al caérsele el pañuelo de cortesía de la cabeza durante una entrevista. Con la gubernamental o partidista (pública hipócritamente) RTVE a disposición del PP, por lo poco neutral y desequilibrada que se había manifestado a favor del PSOE, sus días estaban contados.

CNN es la cadena del liberal, inmoral y antiamericano Ted Turner, refugio de toda la lacra que profesa ideas comunistas encubiertas en liberalismo o izquierdismo de la media antiamericana, como peligrosa a los intereses de Estados Unidos, un una hipotética graduación de guerra, es mariscal de campo.

La cadena es una sombrilla que protege cualquier tendencia recalcitrante, reaccionaria y quintacolumnista contra el país y a los elementos que la componen.

Como empleada de Turner, a la Pastor no pueden tirársele ni besos, mucho menos perder el trabajo debido a su coloración rojiza de enferma ideológica y compromiso poco decente como periodista, es decir, lo que le ocurrió en España por su inclinación al “socialismo”, aquí se da por descontado, que para algo la media es casi el 1er poder y el 98 % filo-comunista.

Hoy vi una entrevista que le hizo para CNN un “quedadito” castrista, Ismael Cala, por la que supuse que la conductora quedó desconcertada ante la realidad política de Estados Unidos: “A diferencia de en Europa, dijo la entrevistada, donde prefieren a Obama, he encontrado mucha gente que apoya a Romney…”, quizás debió decir “mucho más que al Califa”, sin embargo, optó por no comentar. Para tratar ese tema debe tener por lo menos un par de horas, mínimo, hasta el día 6 de noviembre, claro, justificándolo todo en favor del candidato-presidente.

Cala, castrista medular y obamista enfermizo, para aplacar la mala impresión de la evidencia en su próxima compañera, le respondió: “bueno, hay que esperar al 6 de noviembre…” Sí, hay que esperar al 6 para lo que pudiera concluirse hoy: sacar a patadas de la Casi Blanca a esta legión de fascinerosos, ineptos y traidores a su patria, a ver si se puede arreglar l0 más rápido posible el daño que le han hecho a la economía y a la seguridad nacional.

Después de todo, hay que convenir en que Ana Pastor está en lugar seguro, inmune a los impactos de balas que pudiera generar su conducta socialista, pero, supongo, como Cala y el resto de comunistas encubiertos que trabajan en ambos idiomas en el monstruo informativo, con el hígado hecho un hierro, porque, de Obama, pueden irse olvidando ya.

 

Be Sociable, Share!

0


Añadir comentario