Trabajo y economía

Toca apretarse el cinturón,... aún más

A causa de la crisis económica, Cuba tendrá que apretarse más su cinturón. La caída de los precios del petróleo y el níquel empezó afectar a la isla. Se contempla ahorro de energía.

Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación de Cuba, confirmó oficialmente que el gobierno de Raúl Castro implementará de inmediato “un grupo de medidas” de restricciones económicas para enfrentar el “complejo escenario económico” de este segundo semestre.

El ‘zar de la economía’ apuntó que las causas de este contexto son las dificultades en la liquidez por la caída de los precios del petróleo y del níquel en el mercado internacional, los “incumplimientos” de la producción azucarera y de los ingresos previstos.

Lo hizo durante su intervención en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Las comisiones legislativas sesionan desde el lunes hasta este miércoles, y el plenario continuará hasta el viernes.

El ministro no detalló las medidas, pero adelantó que “las disposiciones para enfrentar la actual situación evitarán los apagones a la población y las afectaciones a los servicios básicos”.

Sin embargo, en la calle se comenta con preocupación sobre la posible llegada de “un segundo periodo especial” (la crisis económica más grave en la isla, ocurrida en los años 90 y que arrancó como consecuencia de la caída de la Unión Soviética).

Cuba extrae de su subsuelo más del 90 por ciento del petróleo utilizado en el consumo interno. Pero la caída de los precios del crudo la afecta, pues de los 100.000 barriles que recibe diariamente de Venezuela, la mayoría lo refina y reexporta; y a menos precio, menos ingreso.

La situación del país petrolero es seguida con atención por el Gobierno. También por algunos cubanos que relacionan ambas crisis. Sin embargo, hace muchos años –desde el breve golpe de Estado contra el expresidente Hugo Chávez del 2002 y la caída del campo socialista– que las autoridades cubanas comenzaron a diversificar sus contactos comerciales.

La previsión de crecimiento es de apenas el 2 por ciento y la inversión extranjera es aún insuficiente, pese al interés que despierta Cuba tras el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos. Solamente el turismo repunta. En lo que va de año ha aumentado un 17 por ciento.

Las formas tampoco cambian. Las nuevas medidas se han conocido verbalmente a través de testimonios. Los trabajadores han comentado con amigos, vecinos, familiares o en los buses que desde este lunes se aplican recortes energéticos, reducción en las entregas de combustible y ajuste en la jornada laboral.

Los afectados son centros de trabajo o instituciones que no son absolutamente imprescindibles, rentables o vinculadas al sector exportador.

Comienzan recortes

El ahorro toca a todos. Empresas estatales y comercios deberán apagar el aire acondicionado para ahorrar energía. Esta solución no es nueva. Se ha aplicado en otros veranos.

Un chofer de la ruta 55 de La Habana confirmó: “Van a reducir viajes”. Los conductores excedentes salen de vacaciones o a fumigar al mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y del zika.

Otro conductor que tenía asignados 125 litros de gasolina indicó que ahora recibirá “25 litros”. El recorte no ha sido tan fuerte en el sector servicios.

Según el vicepresidente del Consejo de Ministros, se mantendrán asegurados los “servicios vitales” a la población, el equilibrio monetario interno, y las medidas encaminadas a aumentar la capacidad de compra del peso cubano.

Tampoco se descuidarán las entidades que generan ingresos: “Pese a las tensiones, a todos los esquemas con capacidad exportadora se les respaldarán los insumos para que continúen con su gestión”.

Murillo subrayó la necesidad de potenciar el ahorro de los gastos líquidos al “máximo de las posibilidades” y llamó al “uso estricto y más eficiente” de los portadores energéticos.

Por eso, aquellas empresas que no sean indispensables para los servicios públicos o ineficientes, donde la factura de electricidad es más costosa que la nómina, enviarán a los trabajadores a vacaciones.

En esta primera sesión del año, los diputados revisan también los avances y problemas del plan de construcción de viviendas, las deficiencias del transporte, el cumplimiento de los lineamientos.

Para la clausura se espera que Raúl Castro exponga los pros y contras del balance económico, político y social.

Por Milagros López de Gereño - Corresponsal de EL TIEMPO

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar