Contenido

La calidad de la educación en Cuba.

Posted by:

Después del año 1959 Cuba comenzó a destacar en América Latina por los avances que en relativamente poco tiempo comenzó a experimentar en la educación. La “Campaña de Alfabetización” fue el punto de partida, pero a partir de ahí el gobierno promovió la formación de maestros y profesores para todos los niveles de enseñanza, con el objetivo de masificar la educación y preparar el personal científico-técnico que demandaría la estrategia de desarrollo. El número de escuelas, desde primaria a bachillerato, de institutos tecnológicos, centros de educación superior y universidades, creció significativamente. La educación se convirtió en uno de los caballos de batalla de la Revolución y con orgullo, durante muchos años, el Comandante en Jefe pregonaba a viva voz los éxitos que el “pequeño país bloqueado y subdesarrollado” exhibía. Razones no le faltaban: por ejemplo, un estudio avalado por la UNESCO realizado entre los años 2004 al 2008 con estudiantes de tercero a sexto grado, reflejaba que Cuba era el país de América Latina con mejores resultados en aprendizaje, superando a países como Chile, Costa Rica y Uruguay.

El número de graduados universitarios supera el millón (según expresó el actual Ministro de Educación Superior en el evento Pedagogía 2011), entre una población de algo menos de once millones de habitantes (sin incluir los que han emigrado). Cientos de miles de profesionales cubanos han trabajado y trabajan en otros países, sobre todo personal de la salud y, una parte importante de los que han emigrado ejercen sus profesiones incluso en países tan exigente como los Estados Unidos. Sin dudas los profesionales cubanos han estado bien valorados en el mundo. Sin embargo, como todo en la isla, las cosas no marchan bien en éste sector.

El principal problema que ha estado presentando la educación en Cuba es la estabilidad del personal docente, amén de la falta de recursos. A pesar de los esfuerzos por garantizar el personal docente necesario para hacer frente a la demanda, los maestros se sintieron más motivados por otras actividades. La falta de incentivos materiales y las malas condiciones de trabajo, hicieron que una parte importante de ellos se agenciaran la forma de abandonar las aulas en busca de algo un poco mejor. La apertura que se le concedió al turismo a partir de la década del noventa y a los mercados y tiendas recaudadoras de divisas, les dio la posibilidad de encontrar un nuevo puesto de trabajo, posiblemente menos profesional y de menor reconocimiento social -sin demeritar a los trabajadores del turismo- al que antes hacían, pero que les daría la posibilidad de ganarse o “buscarse” unos cuantos dólares con los que mejorar la vida. Lo mismo sucedió con las educadoras de círculos infantiles. Desde entonces el éxodo ha sido constante y los esfuerzos realizados en formación de personal se desmoronaron como un castillo de naipes. La enseñanza superior no ha estado exenta. Un número importante de profesores han emigrado a otras actividades más rentables o atractivas o han decidido radicarse en el extranjero. Semejante sangría de personal ha estado acompañada de un aspecto cualitativo: la pérdida de experiencia y preparación.

El propio Fidel llegó a reconocer que existen problemas en la educación, aunque como es lógico siempre estableciendo las eternas comparaciones y haciendo referencia al brutal bloqueo que desde hace medio siglo padece su país. En una de sus reflexiones (Julio 19 de 2008) publicadas por el diario Granma refiriéndose a las críticas de los “enemigos” ante la falta de 8 mil maestros, dijo textualmente:”…No creo que hayamos involucionado tanto”. ¿Se le fue o le resultó imposible hacerse el ciego? La involución es palpable.

A pesar del informe de la UNESCO -seguramente confiable- la verdad es que la necesidad de improvisar maestros, denominados “emergentes”, para la enseñanza primaria y secundaria, ha significado un retroceso en la calidad de la enseñanza. No solo por el aspecto profesional, sino también en cuanto al tema metodológico-pedagógico y de educación formal en general. No es posible negarlo, porque sería negar la necesidad de la debida formación, la preparación y la experiencia. El modelo “emergente” que diseñó Fidel ante el déficit de maestros incluyó además el uso de las videoclases, algo que se había usado en la década del setenta pero que no puede  sustituir el papel del docente. La Agencia Reuters publicó un artículo el 8 de julio de 2008 en el que refería que según el periódico Juventud Rebelde, el 50 % de los que “imparten” clases en secundaria no están titulados, mientras que en la Ciudad de la Habana -la capital- ésta cifra se eleva nada menos que hasta el 80 %. Mientras tanto, todavía en esa fecha el Ministerio de Educación seguía apuntando al éxodo de profesionales como un serio problema en el sistema educacional cubano. De todos modos los artículos que publica la prensa nacional o se cuelgan en Internet por personas subordinadas o dependientes del régimen, evitan hacer críticas al modelo del Comandante, a la espera de las señales que emita la nueva dirección del país, al parecer plenamente consciente de la situación.

A los efectos de la severa crisis económica que padece el país, con consecuencias derivadas en el ámbito social, moral, político y humano, se unen los que está generando un sistema educacional que dada las circunstancias se ha hecho precario, poniendo en serio peligro la formación superior y los avances logrados. La solución no parece fácil, porque como casi siempre sucede, construir es complicado, pero destruir es por lo general más sencillo.

Be Sociable, Share!

4


Discussion

  1. maigualida mendoza  agosto 29, 2012

    Buenas tardes camaradas. Soy una admiradora de la Educación Cubana y tengo una Maestría En Educación donde tuve como facilitadores a muchos docentes cubanos que los recuerdo con mucho afecto: La Prof: Georgina Amayuela, La Prof: Caridad Vera, el Prof: Roberto Portuondo . Llegue hasta ellos mis mas caluroso abrazo Revolucionario, Bolivariano y Socialista, los recuerdo mucho. Estoy leyendo el articulo del modelo emergente que usan como recurso el vídeo clase, usado en la década de los 70 para sustituir el papel del maestro, y que la necesidad de improvisar maestro denominados emergentes para la enseñanza de primaria y secundaria, ha significado para ustedes un retroceso en la calidad de la enseñanza. Mi pregunta es ¿Por qué en pleno siglo XXI ustedes le facilitan ese material a mi PAÍS VENEZUELA para las MISIONES: ROBINSON-RIBAS. Soy maestra de primaria y esto me preocupa por nuestros vencedores y patriotas que fueron formados por esta metodología pedagógica.

    (reply)
  2. elaine cuello perez  octubre 24, 2012

    soy maestra cubana y estoy de visita en chile , verdaderamente la revolucion educacional cubana no se detiene ,,eso es desarollo, ha sufrido altas y bajas pero se mantiene y en cuba es un derecho de todos ,de forma gratuita y a pesar de los problemas y de las muchisimas necesidades la calidad del aprendizaje es bueno, solo que el docente no es remunerado segun su trabajo pero existe compromiso con la tarea y amor por ella ….la calidad de ella, la encuentro cada dia cuando me levanto y me realizo en esta bella y hermosa profesion,

    (reply)
    • Frank Alvarez  octubre 25, 2012

      Sin duda alguna la educación en Cuba ha sido uno de los logros de la Revolución, pero por razones objetivas y subjetivas se ha ido deteriorando como otras tantas cosas. Cuando yo estudié e incluso cuando lo hicieron mis hijos, no necesitamos de profesores particulares, algo que en la actualidad se ha hecho una práctica. La falta de profesores, desestimulados en el sector y obligados a ir en busca de trabajos mejor remunerados, ha sido una de las causas que más ha golpeado la calidad. Lo peor de todo es que no parece tener solución en el corto plazo.

      (reply)
  3. Galea Raldini  febrero 10, 2013

    http://www.youtube.com/watch?v=a8Nt1vb6TQ0
    La “Educación en Cuba”, Otra farsa de la Tirania de los Hermanos Castro Ruz..
    .
    UNPACU·879 videos

    Published on Feb 8, 2013

    Para mayor información sobre la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba) y sus actividades en favor de los derechos y libertades del pueblo cubano:

    Jose Daniel Ferrer, Coordinador general, + 53 – 53 14 67 40 (Cuba)
    Anyer Antonio Blaco Rodriguez, del Consejo Coordinador, + 53 – 58 14 16 06 ( Cuba)
    Luis Enrique Ferrer, Rep. internacional, + 786 304 63 03 o + 786 553 16 66 (USA)
    Si desea hablar con algún otro coordinador o activista de la UNPACU llame a Luis Enrique para que le diga como hacerlo y a que numero llamar.

    Category

    Nonprofits & Activism

    License

    Standard YouTube License

    MAS VIDEOS AQUI : http://www.google.com/webhp?sourceid=navclient&ie=UTF-8#hl=en&sugexp=les%3B&gs_rn=2&gs_ri=hp&cp=6&gs_id=o&xhr=t&q=unpacu&es_nrs=true&pf=p&tbo=d&output=search&sclient=psy-ab&oq=unpacu&gs_l=&pbx=1&rlz=1W1AURU_enUS500&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.r_qf.&bvm=bv.42080656,d.eWU&fp=dd466a211c9f3744&biw=1006&bih=563

    (reply)

Añadir comentario