• Está aquí:
  • Inicio
  • Sexo y relaciones

Sexo y relaciones

Las relaciones personales y el sexo para los cubanos son algo diferente y el pasatiempo nacional, es como una obsesión. La infidelidad, normal. Muchos hijos con padres diferentes, normal. Relaciones sexuales a muy corta edad, normal. Ejercer la prostitución para ganarse la vida, normal y hasta bien visto. Engañar sentimentalmente a un extranjero para poder salir de Cuba, normal...


Machismo a la cubana

Hombres dominantes, supremacía y prepotencia masculina, discriminación hacia las mujeres, poder y superioridad varonil, legado patriarcal, actitud ignorante y egoísta…

Estas —entre otras— son frases y palabras que, de forma inmediata, asociaron las personas consultadas por Mujeres ante la pregunta: ¿qué es el machismo?

Sin distinción de edad, mujeres y hombres definieron con claridad algún aspecto de ese mal que todos coinciden en condenar, algunas personas confiesan vivir en carne propia y tan difícil resulta de erradicar.

Escenas de la vida cotidiana lo confirman y la Doctora en Psicología Mayda Álvarez, directora del Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas (CEM), lo reitera: «Cuba es una sociedad machista».

0
0
0
s2sdefault

El turismo sexual de los españoles a Cuba

Luz Rivera solloza al recordar los groseros comentarios hechos sobre las mujeres cubanas por un grupo de tres turistas españoles a bordo de un vuelo de Madrid a La Habana el invierno pasado.

"Esos borrachos, hijos de p… hablaban a todo pulmón que en Cuba podían comprar a cualquier mujer por unos zapatos, que podían encontrar hasta niñas, y que las mulatas y negras eran baratas y calientes", contó la Cubana de 41 años que trabaja como maestra en Madrid.

Cuando el avión aterrizó, agregó, ella alertó a un funcionario cubano de inmigración que los españoles habían hablado de contratar a niñas. El funcionario se sonrió y se fue, afirmó Rivera.

Los españoles componen uno de los más conocidos grupos de extranjeros que viajan a Cuba en busca de sexo con prostitutas, ya sea adultas o menores de edad, concluyó una investigación conjunta delToronto Star y El Nuevo Herald. Canadienses y otros europeos también vuelan a la isla en busca de relaciones sexuales.

0
0
0
s2sdefault

Una jinetera más

Viviana tiene 34 años de edad. Es una mulata agraciada y madre soltera. Corrían los finales de los 90. Su hija era una pequeña de cinco años que en septiembre entraría en el pre-escolar. No tenía dinero para comprarle el uniforme. Quería una vida normal junto a su hija: tener ropa, zapatos y comida.

Viviana terminó el doce grado, pero no encontraba trabajo. Entró a ser una más de la lista interminable de "jineteras" que existen en la isla. Se prostituyó. Pudo entonces comprar el uniforme para su hija. Tenían ropa, zapatos y comida un poco mejor.

El lugar donde Viviana jineteaba era en la playa de Guanabo. Un policía empezó a acosarla. No recuerda su nombre, entre las jineteras le decían "el Nazi". El policía le exigía acostarse con él y darle parte de las ganancias. Viviana no aceptó.

0
0
0
s2sdefault

Niñas jineteras

Ariadna, 13 años, hace rato perdió la inocencia infantil. Habla, piensa y se viste como una mujer adulta. Pero no lo es. Todavía duerme con muñecos de peluche y le gustan los cartones de Disney.

El padre de Ariadna está preso, condenado a 30 años por asesinato en primer grado. La madre está recluida en un sanatorio mental. La crió una tía, desvergonzada y vulgar, que desde los 11 años le enseñó que el dinero estaba en los bolsillos de los turistas.

Una tarde de sol plomizo la llevó a conocer a un italiano maduro y perverso. Las dos hicieron el amor con el tipo por 40 pesos convertibles (50 dólares).

Después de jugar por las mañanas con sus muñecas, su tía la vestía como una puta y por las noches salían a la calle, para buscar un puñado de moneda dura.

0
0
0
s2sdefault

Los Jineteros

Prostitución masculina: lo que se sabe ¿no se pregunta?

Desde principios del siglo XXI el comercio de cuerpos jóvenes masculinos ha sido más visible y floreciente en Cuba que el jineterismo femenino.

La Habana se les puede distinguir por su juventud; sus cuerpos esbeltos, atléticos, cultivados a diario en algún insospechado gimnasio; su ajustada indumentaria, a menudo ropa de diseñador; sus teléfonos móviles de última generación; su perfume caro; y una apariencia metrosexual que incluye piernas, axilas y cejas depiladas, cabello bien cortado y laqueado, piercings, aretes, manicure y hasta algún maquillaje.

Los cubanos se refieren a ellos con una palabra soez derivada de la que identifica en el argot popular a su herramienta de trabajo, el miembro viril. A diferencia de sus similares femeninas, ejercen el comercio sexual por igual para clientes hembras y varones.

0
0
0
s2sdefault

El jineterismo cubano

El sistema de turismo sexual en Cuba ha sido para las mujeres una vía para sobrevivir en la sociedad comunista. El gobierno ha utilizado los cuerpos de las mujeres, que se dedican a la prostitución, para conseguir dólares para apoyar y estimular la economía. Durante de los regímenes de Batista y Castro el papel de las prostitutas ha cambiado, al mismo tiempo que su imagen.

Un ejemplo relevante para entender la percepción de las prostitutas en Cuba es el cambio de la palabra "prostituta" a "jinetera". Antes de la revolución de 1959 las mujeres que vendían sus cuerpos a extranjeros por dinero eran consideradas prostitutas, o simplemente putas. Estas mujeres tenían una imagen muy negativa en la sociedad. La idea de la prostituta cambió a causa del "Periodo Especial," en el cual nació una nueva generación de prostitutas: las jineteras. Jinetera viene de la palabra "jinetear" que significa "montar a caballo", y hace referencia al modo en que estas mujeres jinetean a los extranjeros para obtener productos básicos y mantener a sus familias. Esta transformación del lenguaje manifiesta un cambio en el significado y en consecuencia, a transformación de la imagen de la prostitución.

0
0
0
s2sdefault

Lleno de jineteras

'Todos los lugares están llenos de prostitutas'

Muchos cubanos ven con buenos ojos el enlace con un extranjero. Es el medio más asequible para salir del país y de la pobreza.

Kornelia está indignada. Ella, que durante varios años ha venido a Cuba desde Múnich en plan solidario -contribuyendo con donaciones de juguetes, material escolar, herramientas, etc., para mejorar la calidad de vida de los trabajadores-, ella que cree en la justeza del sistema, no puede dar crédito a lo que sus ojos han visto, en esta, su última visita: "Todos los lugares que visito están llenos de prostitutas", me dice, "son una plaga y nadie lo ve".

0
0
0
s2sdefault

Las mujeres explotadas

¿Se a convertido la mujer cubana en el primer recurso natural, explotable y exportable para el régimen que domina su país?

En Cuba los menores de 18 años no pueden abandonar el país por ser hijos de la revolución.

¿Acaso el padre dejo de proteger a sus hijas?

Desde mi llegada a la Habana, una de las cosas que tenía en mente era entrevistar a una ¨jinetera¨. Parto de la premisa que ninguna mujer ejerce la prostitución por placer, sino por necesidad. Hago mío el poema de Sor Juana Inés de la Cruz, que nadie podría calificar de ''ligera de cascos'' y mucho menos dudar de su moralidad.

0
0
0
s2sdefault

Entrevista a una jinetera

Cuba representa para mi? Los años de mi primera infancia donde me formé y aprendí a crecer. Desde la toma castrista, Cuba representa tristeza, injusticia y lamento. Yo no es que esté indignado sino que vivo indignado, no solo por la total ausencia de libertades que existe en mi patria sino por la impunidad más absoluta de la tiranía cubana en cuanto a los métodos que usa para aplastar a todo aquel a quien se opone a su régimen dictatorial

En este caso presenta una entrevista con una de las llamadas "jineteras" de La Habana, jóvenes que venden su cuerpo a los turistas en la isla cubana, contó desconocidos detalles de su oficio al autor, quien viajó en 2008 a realizar una serie de trabajos prosísticos allí.

0
0
0
s2sdefault

Vuelven los prostíbulos a La Habana

Sexo ocasional y barato para cubanos. Los "mataderos" se encuentran en cualquier barrio

En casi todos los barrios de La Habana existe al menos un "matadero". Incluso en los municipios más populosos como Habana Vieja o Centro Habana la cifra pudiera ser altísima. No se trata de lugares donde se sacrifican animales, sin embargo, los "oficios" y prácticas que en ellos se realizan los vuelven muy semejantes al universo de los matarifes.

Muchos cubanos conocen el término "matadero". En el argot de la prostitución así se identifican las viviendas cuyos dueños, de modo clandestino, alquilan al menos una habitación para que las parejas puedan "matar la jugada", lo que traducido al castellano sería algo así como "tener sexo ocasional a cambio de dinero".

0
0
0
s2sdefault

Suicidas y jineteras

"..Allí tuvo que posar desnuda por más de cinco horas de tomas fotográficas y de vídeo, después tuvo que realizar pornografía con tres hombres y dos mujeres, el final fue ser violada por el dueño de la acción, que antes de pagarle los 100 dólares le dijo que si no se dejaba hacer el amor no le pagaba lo acordado..."

Muchas fueron las cosas que sucedieron en la isla cuando allá por los años noventa el período especial azotó la economía del pueblo.

Todo fue terrible, como para recordar de por vida, incluso después de la despenalización del dólar se perdieron aun más los valores humanos y dentro de ellos se encontraba la juventud, la que dejó de tener opciones recreativas, pues todo paso al área de la divisa, provocando esto que la inexperiencia de a pie, (bajos recursos) tuviera mucho más tiempo libre para los malos pensamientos, los que llegaron a ser tan macabros que cuando una piensa en ellos se horroriza.

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7