Jinetero,... ¿y qué?

ELLOS y nosotros

Ya veo mi ciudad desde la ventanilla del avión.

He tenido que esperar años para volver a pisar mi tierra natal. "ELLOS" nunca me autorizaron a regresar. Ni siquiera al velorio de mi padre me dejaron asistir. Pude incluso pagar en metálico lo que supuestamente le debo a "ELLOS", los que poseen la tierra, el mar el aire, la gente y todo lo que tenga de una manera u otra con los aires de La Habana. Pero no aceptaron la fianza.

"ELLOS" no hacen excepción con "nosotros".

"nosotros" hemos cumplido una condena de 5 años de ausencia, de no existencia, de no ser, de no estar nunca. "ELLOS" nos condenaron a "nosotros" a estar ausentes de "nosotros" unos de otros. Porque aunque ya puedo visitarlos (por cortas temporadas) ya nunca más seré parte del "nosotros" y hasta siempre seré un extraño para los que nacieron después de mi partida.

Yo no quería hacerme médico. Es más nunca lo soñé, ni siquiera lo pedí. Pero si quieres estudiar tienes que pasar por comunista y cuando militas ya caíste en su trampa. Hacerme médico parecía al principio una tarea a mí asignada. Debí ser cocinero, para no deberle nada a nadie.

Hoy el futuro se pierde en el pasado, pero "ELLOS" siguen engañándonos con la misma letanía: Somos el futuro de la humanidad, el mundo nos mira con envidia.

Ahora veo claro que "ELLOS" nunca han sido parte del "nosotros". Muchas cosas han pasado allá en mi Isla en este lustro. Dicen que ahora "nosotros" aunque cobramos en pesos, pagamos en dólares. Dicen que "ELLOS" ponen empresas y hoteles privados. ¡Que ironía! Yo huí de la isla porque soñaba tener mi propio restaurante junto al mar.

Sí. Nunca regresé. Pero, ¿Dónde está el papel que yo firmé, el que me comprometía a esta eterna fidelidad? Me han condenado mediante una ley que nadie encuentra en el código penal. Sí, una ley fantasma dejó mi silla vacía para siempre en las celebraciones familiares.

Cinco años es mucho tiempo en la vida de un ser humano. Quizás de La Habana ya no reconozca sus calles, ni su gente, ni su aire, ni su olor. Aún no conozco las canas de mi madre, ni los hijos de mi hermana, ni la tumba de mi padre.

¿Qué encontraré? Cómo saber si soy extranjero en todas partes.

- ¿Qué me espera cuando aterrice nuevamente, después de 5 años, en el aeropuerto de La Habana?

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar