Jinetero,... ¿y qué?

La obra maestra del Comandante

La crisis de los balseros de 1994 desencadenó una desconocida explosión popular de agosto 5 de 1994. Estaba yo en La Habana. Arreglaba un Chevrolet del 54 parqueado en la calle pa´ buscarme unos pesos, cuando pasaron como diez tipos gritando: !Se cayó Fidel!

- ¿Qué dijo ese tú?

El dueño del carro me dijo: -Negro, deja esa mierda que esto se jodió. Mejor sale de abajo del carro y vamo´a ver que pasa

Llegamos a la esquina y la gente seguía corriendo, sin saber en que dirección. Llegamos hasta el Paseo del Prado, casi a la entrada del túnel. Por momentos crecía el número de gente gritando y corriendo de un lado para otro. Pasaron varios camiones policiales que hicieron caso omiso a la multitud. Su objetivo estaba al parecer en el puerto pues casi nos pasan por arriba sin siquiera mirarnos.

Por un momento la situación se fue de las manos.

Por Prado bajaron al rato algunos camiones del Blas Roca (trabajadores de la construcción). Y ahí se formó el sal pa´fuera. Los "constructores" corrían por encima de los carros en la calle como gatos! ¡Shao Lin en La Habana! Allí había ninjas, karatekas, yudocas y DJ´s que pusieron a bailar a la gente al ritmo de las estrellitas que tiraban. Pero policía, lo que se dice policía; no había por todo aquello.

La ventaja numérica resultó aplastante. Y como la gente tiene de todo, menos de comemierda y muchísimo menos de héroe, ahí mismo acabó todo.

Después me enteré que la policía aisló el centro de La Habana como a las 3 o las 4 de la tarde. En la zona no entró NADIE. Sin excepción. El transporte público se paralizaba en esta frontera, taxis, bicicletas. ¡NADIE! A las 8 de la noche y cuando ya todo estaba "bajo control" se apareció "quien tu sabes" a hacer su papel de valiente, rodeado por supuesto, de su cinturón de segurosos.

Ese día fue viernes. Al otro día no se trabajaba oficialmente en la Habana. Todos estaban en casa. Nos levantamos entre caras extrañas. Fueron muchísimos los detenidos. Gente que estaba en La Habana y gente que no.

Moraleja: En cualquier país del mundo los tanques hubieran estado en la calle y la policía antimotines hubiera lanzado balas lacrimógenas. Ejemplo: Praga, Tian Amen y Bucarest, los tanques pasaron por encima de la gente.

En La Habana le dieron la connotación de una bronca callejera.

Eso fue un ensayo general de lo que puede ser el día después: Una obra maestra escrita por el Comandante.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar