Jinetero,... ¿y qué?

Amor eterno

Este mutuo amor empezó así:

La primera vez que la vi, ella estaba desnuda.

Pasé mi mano por su cuerpo para no perderme ni un centímetro de ella. Era un poco fría la tarde, pero eso a ella parecía no importarle. No se sonrojaba, ni emitía sonido alguno, sólo parpadeaba y se dejaba acariciar...

Tomé sus manos dentro de las mías y no las apartó. Me miraba sin decir palabra, no sabía qué, ni como, ni cuanto decir. Sus ojos me dijeron que también me amaba sólo de verme. Me miraba con curiosidad como queriendo descubrir quien era yo, pero yo no me ofendí.

Le juré amor eterno y hasta hoy lo he cumplido. Se ha convertido en mi más grande amor. Amo a esta mujer con locura, sin límites, sin vergüenzas. Lo confieso estoy enamorado…

...y ella me tiende otro lazo de amor, cuando cada tarde, al ir a recogerla al jardín infantil, se lanza hacia mis brazos, me llena de besos y me dice alegre:

- Papá, te quiero así de mucho.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar