Cuentos de error y mis tedios

Campanario 108

Campanario 108 fue donde vivi mis primeros años de vida cuando aún no iba a la escuela. Con toda probabilidad a principios de siglo lo más importante de esa calle había sido algún campanario de alguna iglesia ya inexistente; lo mas importante para mi era “el Jardin Cuca” en los bajos el edificio, donde un reloj de utilería abandonaba sus agujas a la gravedad; los muñecos de trapo hechos por mi mamá y los cuentos de Tia Tata por la radio.

Más de treinta años después la imagen de aquel pequeño apartamento llega algo velada por toda una vida en el otro barrio pero no puedo olvidar ese cascarón de huevo de La Habana donde quedara viviendo abuelo con innumerables cucarachas.

Recuerdo haber sido torpe para aprender el reloj y según dicen también caminé algo tarde, como si no quisiera entrar en el juego del tiempo el cual más adelante lo envolveria todo menos a esas cosas que se detienen en la memoria y salen alguna vez.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar