Cuba es un cuento, compay

Una sección de Esteban Casañas Lostal

Ponía un ejemplo una famosa periodista española, sobre la diferencia que existe entre los españoles y el resto del mundo, decía que si a alguien le atropellaba un coche y a éste le fracturaba una pierna, el herido exclamaba: "¡¡¡Dios mío, me he quedado sin una pierna!!!!, mientras que el español diría: "Buffff, menos mal que no me ha fracturado la otra".

Esta periodista hablaba desde el conocimiento de haber estado de corresponsal siempre fuera de España, pero estoy seguro que su corresponsalía nunca se encontró en Cuba, porque si fuese así, sabría que el cubano es exactamente igual que el español en éste y en otros muchos aspectos, como puede ser el poseer el suficiente sentido del humor para reírse de sus propias desgracias, y ese es "mi hermano" Esteban,… ESTEBAN CASAÑAS ES CUBA, la auténtica Cuba sin muchas florituras, con sus grandezas y sus miserias, con sus lágrimas y sus risas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sugerir la lectura de la obra de Esteban, es sugerir un viaje a Cuba a través del espacio y del tiempo, un viaje al recóndito interior del corazón de la cubanidad; un viaje mágico a ese país que lo parece, pero que no es un cuento.


Venezuela, un amor.

0
0
0
s2smodern

A Marianela.

Ayer soñé con Marianela, es algo raro pero fantástico, nunca sueño con las personas a las que he querido, son cosas del cerebro, digo, deben ser cosas del mío. Muchas veces me he acostado a dormir pensando en una persona, para tratar de llamar ese sueño que me lleve hasta ella, pero el cerebro es egoísta y dominante, trae lo que quiere él, muchas veces son gente desconocidas, y entonces compartes toda una noche con ellos en la intimidad de tu cama.

Marianela apareció después de veintiséis años de ausencia, me esperaba sentada en un pequeño muro frente a un edificio casi en ruinas, carcomidos sus ladrillos por esa insaciable hambre de los vientos y la lluvia torrencial de los años. No le quedaban rastros de pintura que delataran fuera alguna vez nuevo, parecía un edificio construido a propósito muy viejo. Frente a ese edificio viejo donde se observaba movimientos de personas entrando y saliendo, había un río de aguas muy negras que despedían un horrible vaho a azufre, dudo que dentro de esas aguas existiera vida, era deprimente y doloroso verlo. Junto al río y frente a ese edificio había un parque, tan sucio como el río y tan viejo como el edificio, sucio estaba todo lo que alcanzó ver mis ojos, las aceras, los árboles, los bancos donde se encontraban hablando personas tranquilamente, mientras los niños jugaban en ese parque que parecía un basurero. Lo hacían con tanta naturalidad que parecían adaptados a vivir en armonía con toda esa suciedad, no se molestaban.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El Principito

0
0
0
s2smodern

Desde muy temprano habían comenzado los trajines en la casa ese día, mi mujer se puso a preparar varios platos de aperitivos ayudado por mi hija, su esposo se encargaba de la decoración de la sala y en especial de la silla para la esposa de mi hijo. Se encontraba con nosotros Ilse una amiga nuestra que se mudara para Miami hace muy poco tiempo, y tampoco pudo escapar de las faenas, mi obligación era muy simple, ordenar la oficina, o sea, el cuarto que perteneció a mis hijos y que al independizarse cada uno de ellos, lo convertí en mi refugio donde escribir con un poco de tranquilidad. Me encontraba limpiando todos los equipos, cuando mi esposa trae una tarjeta postal y me pide que la llenara en nombre de los dos, creo que escribí esto:

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Mañana me alzo

0
0
0
s2smodern

He conseguido un tira piedras que tiene las ligas rojas, como no lo veía desde hace años, se lo compré a un chamaco que lo usaba para matar pajaritos, funciona como una escopeta y las piedras llegan bien lejos, yo diría que hasta casa del carajo.

Tuve intenciones de quemarlo, pero al rato me di cuenta que con él yo podía combatir y hasta hacer un atentado, reflexionando, llegué a la conclusión de que es un arma muy peligrosa, es parecido a un fusil que lleva un silenciador y si de una buena pedrada se mata a un pájaro, afinando la puntería puedo tumbar a una persona. Solo hay que lograr que la piedra le entre por el ojo y haciendo el disparo desde muy cerca, con la potencia que tiene por ser de ligas rojas, la piedra puede llegar al cráneo. Desde mañana comienzo las prácticas de tiro, lo haré cerca del río donde las piedras son redondas, entonces, cuando me sienta listo combativamente, yo me alzo.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Los billetes del chino

0
0
0
s2smodern

Todavía no recuerdo por cual razón yo andaba ese día de traje, no de traje completo porque nunca me lo puse así. Siempre me gustó combinar el saco con diferentes pantalones, camisas, corbatas y zapatos, daba la impresión que tenía varias mudas de ropa, yo mismo me engañaba con eso, pero lo real, era que solo tenía un traje. No hacía falta tener más de uno en nuestro país, ver a una persona de traje significaba lo mismo que encontrarse con un marciano. Desde tiempos remotos se perdió esa costumbre, no desapareció voluntariamente, más bien nos la quitaron o se la debieron quitar a las personas mayores que yo. En fin, luego crecí como todo el mundo y me hubiera gustado contar con varios de ellos en mis roperos, no sé el criterio de otras personas, pero de verdad que los hombres se ven muy elegantes.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

La Atlántida

0
0
0
s2smodern

Entre las grandes satisfacciones que me ha dado esta vida, sobresale por encima de todas, el haber compartido siempre la compañía de mi abuelo, creo, sin temor a equivocarme, que es una de las personas más admirables que he conocido. Gracias a su gran paciencia y dedicación, hablo, leo y escribo en español, tengo dos culturas y siento en lo más profundo de mi alma, que pertenezco a dos pueblos.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El Capitán Water Melón

0
0
0
s2smodern

¡Los cubanos cuando no llegan se pasan! Eso dicen muchos, ¿y qué culpa tenemos nosotros?, de verdad, nos ha tocado bailar con la más fea. ¿Nosotros? Allí no existe más voz que la de aquel loco, y que no es cuento. Si se pudiera escribir algún día una antología donde se incluyeran todas sus locuras, eso sería bueno para las nuevas generaciones, una larga colección de disparates.

Aparecerían entonces represas convertidas en charquitos, uno que otro cañaveral sobreviviente de aquella esquizofrénica batalla, algunas vaquitas aunque tuvieran las tetas más pequeñas que Ubre Blanca. Si se pudieran conservar algunas de aquellas guaguas cubanas, les hablo de las que en su marcha despedían una cortina de humo negro como enmascaramiento. ¿Y qué me dicen de las famosas combinadas? Las mismas que eliminarían ese fatigoso trabajo de cortar caña, pero en este punto el loco apretó, acabó con todo, con caña, centrales, carretas, guajiros, y la madre de los tomates. Y lo lindo del caso, aparte de loco es hasta descarado, y no es invento mío tampoco, cuando algo salía mal, allá inventaba algo para sancionar a los que estuvieran a su lado, de verdad que el tipo es un cabrón de la calle.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Loco de amor

0
0
0
s2smodern

Cielo, mar, tierra, mariposas y una rosa,
el sol, un manantial, la hermosa luna y un tulipán,
ángeles, montañas, playas, tu.Si fueras montaña ascendería por tus caderas,
escalaría hasta tu cima para atrapar las estrellas,
descansaría en tu cenit, y de tus sueños me alimento,
luego, descendería muy despacio, sereno, quieto,
besando cada milímetro de tu cuerpo,
para tirarme rendido, dormido como un ángel,
sobre el tributo que le ofreces a Venus.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Comida de putas

0
0
0
s2smodern

Ayer recordé mucho a mi abuela, no fue un golpe de nostalgia, apenas la siento. Como la gente de la casa salió temprano a pasear, decidí quedarme a descansar, además, ando con un dedo machucado que de vez en cuando me regala algún latigazo. ¿Qué como? Me pregunté parado frente al refrigerador. Se encuentra repleto de carnes, pescado, camarones y todo tipo de verduras. No solo el de la cocina, en el garaje hay otro refrigerador del mismo tamaño y en igualdad de condiciones. Pasé varios minutos rompiéndome la cabeza y tratando de decidir, ironías de la vida, pienso. En Cuba era todo lo contrario, te parabas delante del refrigerador y parecía una exposición de arte abstracto. Botellas que habían servido para contener CocaCola, ahora se mostraban desnudas y repletas de agua. Nada por aquí, nada por allá. ¿Qué como? Te preguntabas y nunca hallabas la respuesta correcta. Peor, esa pregunta te perseguía hasta el día siguiente, se comportaba como una especie de tortura mental, ¿qué como mañana?

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El zapatazo

0
0
0
s2smodern

¡Coño, caballeros! Estoy contento, me la han puesto de jamón. No hacen falta balas, ni banderitas, ni movilizaciones, ni nada de eso que exigen para convertirse en un héroe de la noche a la mañana. ¡Uuuun zapato! Yo no había pensado en eso. Con un buen zapatazo aparezco a los pocos minutos por televisión y hablan de mí hasta los presidentes. Va y escapo de paso de la pincha que tengo, y hasta me filman una película. ¡Me veo, me veo!

-¡5,4,3,2,1, cámara, acción! Ahí mismo es donde debo arremeterle un buen zapatazo a un cabrón, ¿a cuál de ellos?

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Estafas en llamadas a Cuba

0
0
0
s2smodern

Pensé que la experiencia era nueva, pero al consultar a un amigo de Miami, mi hijo y yerno, todo parece indicar que esta sucia práctica se viene desarrollando desde hace un tiempo. Llamé a casa de un hermano y me respondió una mujer con acento oriental, le pedí que pasara a mi hermana para conversar con ella. Muy atenta me dijo que esperara un poco por encontrarse ella dentro del baño, pero no me dio tiempo a solicitarle me pasara a otro de mis parientes. Escuché el golpe que produjo el teléfono al ser colocado sobre una mesita u otro mueble de madera. Espera, espera y vuelve a esperar hasta que agotó mi paciencia, colgué sin comprender esa extraña actitud de mi familia. Dejé pasar otros minutos y repetí la llamada, respondió la misma voz femenina con acento oriental, no me sorprendió porque mi cuñada es santiaguera.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Consejos útiles para un periodo especial

0
0
0
s2smodern

Si alguna vez le toca la desgracia de vivir en un país atravesando unas condiciones de vida extremadamente difíciles, y que su gobernante tenga la brillante idea de bautizar esa situación como; “Período especial en tiempos de paz”, les sugiero que tengan presente los siguientes consejos, ellos son basados en la experiencia de los cubanos y les ayudará grandemente a paliar esos amargos momentos.

La dieta alimenticia en esas condiciones se reducirán al máximo permisible por el ser humano, sin embargo, existen muchas vías para combatir el hambre y otras necesidades en la vida cotidiana del hombre, por ejemplo:

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31