Cuba es un cuento, compay

Consejos útiles para un periodo especial

Si alguna vez le toca la desgracia de vivir en un país atravesando unas condiciones de vida extremadamente difíciles, y que su gobernante tenga la brillante idea de bautizar esa situación como; “Período especial en tiempos de paz”, les sugiero que tengan presente los siguientes consejos, ellos son basados en la experiencia de los cubanos y les ayudará grandemente a paliar esos amargos momentos.

La dieta alimenticia en esas condiciones se reducirán al máximo permisible por el ser humano, sin embargo, existen muchas vías para combatir el hambre y otras necesidades en la vida cotidiana del hombre, por ejemplo:

1.- ¿Desea comerse un bistec empanizado sin adquirir carne en el mercado? Claro que eso es posible, solo hay que tener mucha imaginación. Consejos; Tome una frazada vieja de limpiar el piso y manténgala por unos días adobada a base de limón, ajo, cebolla y sal. Cuando el ácido del limón haya actuado sobre esa masa hasta ablandarla lo suficiente, como para que pueda ser digerida por el ser humano, pásela por huevos batidos y luego por pan rayado. Obtendrá un hermoso bistec cuyo tamaño dependerá de los pedazos en los que cortó la frazada. Dificultades; No todo es fácil en la elaboración de este exquisito manjar, le será sumamente difícil encontrar la frazada y todos los ingredientes recomendados, o sea, limón, ajo, cebolla, huevo y pan para rayar. Sin embargo, es muy recomendado por las personas que lo han probado.

2.- ¿Persiste en comerse un bistec empanizado pero no tiene frazada de piso vieja? Existe otra receta muy popular, consiga toronjas (las más grandes posibles), pélelas con sumo cuidado tratando de conservar la masa esponjosa que existe entre la cáscara y el hollejo (la usada comúnmente para hacer dulce de toronjas) Cuando tenga lista esa masa adóbela según las indicaciones explicadas para el bistec de frazada. Cuenta con las mismas dificultades que el anterior.

3.- Usted no tiene frazadas de piso y hace años que no ve una toronja, además de eso insiste en comerse un bistec, pero también le vendrían muy bien unos pesitos extras. Tenga paciencia y ármese de valor. Póngase de acuerdo con varios amigos y consiga cuchillos que se encuentren bien afilados. Antes de proceder al golpe trate de construir un burro de madera que pueda armarse rápidamente y que su traslado no levante sospechas. La altura máxima de ese burro debe llegar exactamente al vientre de cualquier caballo. Cada uno de los miembros de la expedición llevará consigo sogas, sacos de yute y bolsas plásticas. Cuando tenga listo todo lo exigido para esta operación, trate de localizar en los alrededores de la ciudad, o sea, donde comienza el campo, alguna persona que posea un caballo. Luego de vigilar donde pasta el animal, seleccione el día preciso para dar el golpe de madrugada. Trate de llevar con mucho cariño al animal hasta la cerca o árbol más cercano, átelo firmemente por el pescuezo, así como las patas delanteras y traseras. Coloque el burro debajo del vientre del animal y proceda con toda la rapidez del mundo a cortarle las dos ancas traseras al animal. No se preocupe en matarlo ni sienta escrúpulos por lo que hace, usted solo tiene dos alternativas, come o no come carne. El caballo tendrá una muerte dulce y tal vez se sienta agradecido por lo que ustedes le hicieron. Distribuya rápidamente la carne entre las bolsas y desaparezca urgentemente de la zona, al día siguiente usted podrá comer toda la carne que le apetezca y venderle algo a los socios. Dificultades; Es una operación de mucho riesgo, se requiere un vehículo y es muy difícil encontrar un caballo, además, comer carne y ganar dinero fácil crea adicción, sin embargo, expertos en este giro han manifestado satisfacción por la obra de caridad realizada.

4.- ¿Recibió el picadillo texturizado (de soya) y no sabe como prepararlo? Es de muy fácil preparación pero para hacerlo digerible es necesario todo un largo proceso. Trate de conseguir con su hijo, pariente o vecino una máscara antigás y colóquesela como le indicaron en las maniobras militares, luego, ponga a hervir esa extraña y repulsiva masa sin olvidar abrir las puertas y ventanas de la casa. Pasado un tiempo en el cual usted crea haber exterminado todas las bacterias que viajan con ella, adóbela de acuerdo al estilo criollo. Dificultades; es muy probable que no encuentre nada en el mercado para adobarla y no tendrá otra alternativa que consumirla con sal solamente. Debe realizar un gran sacrificio para consumirla, pero no olvide que de acuerdo a las informaciones brindadas por la prensa estatal cubana, el picadillo de soya es hoy por hoy, uno de los más ricos en proteínas, carbohidratos y vitaminas. ¿Le produce náuseas su desagradable aspecto y olor? Tiene usted toda la razón, hay que ser valiente para comer semejante porquería o encontrarse en una situación extremadamente difícil y luchando por sobrevivir.

5.- No ha recibido el picadillo de soya y tiene antojos de comerlo.- No se preocupe, todo es posible en la vida. Procúrese la cáscara de varios plátanos verdes y páselos por una maquinita de moler carne (es probable que algún vecino posea una de esas manuales) Luego de molida la cáscara adóbela acorde a la usanza criolla, no es muy recomendable para el ser humano ingerir esta variante de picadillo, pero según expertos queda delicioso. Dificultades; es muy probable que no haya plátanos en el mercado y no exista la posibilidad de comprarlo en el mercado negro, si decide robarlo en alguna de las granjas estatales, debe realizarlo con mucha prudencia porque los milicianos que hacen guardia están autorizados a tirar a matar, y ya ha habido varias víctimas en este intento.

6.- ¿Desea comer pizza pero no tiene queso? No se preocupe, millones de cubanos no han comido queso en toda su vida. Trate de conseguir la harina que hábilmente se roban de las panaderías, de paso sugiérale al vendedor que sea acompañada con levadura y que le explique como se prepara la masa (Todo eso es posible en la bolsa negra). Consiga todo lo que sea posible para preparar la salsa de la pizza en cuestión. Cuando lo tenga todo listo pregúntele a sus hijos, sobrinos, vecinos, etc., por condones (si es posible que sean chinos es mucho mejor). Coloque sobre la pizza varios de esos condones y póngalo en el horno a la temperatura que le recomendó el ladrón de la panadería. Los condones se derretirán y le darán una apariencia a la pizza similar a la del queso. Dificultades; En este caso el cúmulo de ellas harán casi imposible la preparación de ese apetitoso plato italiano, será muy difícil de conseguir todos los materiales para la salsa, los condones, la harina y peor aún, teniéndolas todas listas se le dificultará el uso del horno debido a los prolongados apagones.

7.- ¿Desea comer conejo estofado? Es muy sencillo aunque esa carne se encuentre ausente del mercado en ese período narrado, trate de cazar cualquier gato del vecindario y busque a un amigo experto en descuerar conejos. Trate por todos los medios de borrar sus escrúpulos y compasión por los animales. Una vez limpio comprobará cierta similitud con el conejo y eso le dará fuerzas para continuar su aventura, no olvide enterrar la piel, cabeza y vísceras del animal para que no lo delate. Consiga un libro de Cocina al Minuto de la autora Nitza Villapol, pero que haya sido escrito antes del 59 y guíese por las indicaciones de esa artista culinaria. Dificultades; Para la preparación de este plato son muchísimos los obstáculos que encontrará, en primer lugar será casi imposible encontrar un gato en el barrio, después, conseguir el libro de cocina de Nitza y por último todos los condimentos necesarios, aún así, si consigue el gato lo puede hacer asado al carbón.

8.- ¿Le gustaría darse un trago pero hace mucho tiempo que no venden ron por la libreta? No se rompa la cabeza ni se deprima, usted puede fabricar su propio ron. Consiga un tanque ( si es plástico mucho mejor) por ejemplo de aquellos donde venía envasada la manteca búlgara. Debe tratar de conseguir la mayor cantidad posible de azúcar prieta, un poco de levadura y ¡Voila!, ya usted tiene la materia prima para su ron cacero. Llene el tanque de agua y vierta el azúcar en su interior, debe revolverlo hasta que quede bien diluída, luego agréguele la levadura. No hacen falta medidas exactas para la preparación de su ron, cada fabricante tiene sus normas y propias teorías. Durante el proceso de fermentación dedíquese a fabricar un alambique para la destilación de su ron, para ello no dude utilizar si es necesario la olla de presión de su mujer, comprobará que en este tiempo se usará en contadísimas oportunidades. A la salida del vapor de la tapa trate de soldarle un tubito de cobre que, se robará de cualquier lugar o adquirirá en la bolsa negra. Debe tener la longitud suficiente para darle la forma de un muelle, páselo por el fregadero que mantendrá lleno de agua y renovará frecuentemente, entonces, en el extremo de ese tubito colocará cualquier recipiente donde caerá ese precioso líquido una vez destilado. Dificultades; será muy difícil conseguir todo el azúcar necesaria para ese proyecto (recuerde que será el desayuno de la población en ese tiempo), será casi imposible conseguir la levadura (en su defecto algunos fabricantes manifestaron usar mierda para provocar la fermentación). Procederá a destilar el mejunje solo cuando tenga la seguridad de que habrá agua en la casa, (este tipo de fábrica no es recomendable en algunos lugares de La Habana donde no entra el preciado líquido desde los años 60) Si logró vencer todas esas dificultades, usted puede considerarse un campeón del “Período especial”. Para catar el producto una vez finalizado haga de tripas corazón, sin pensarlo dos veces sírvase una línea de ese ron y dispáreselo sin pensarlo dos veces. Le sabrá a rayos y mierda juntas pero no se preocupe, después del tercer trago comenzará a disfrutarlo como el mejor de los rones (hace rápido efecto con el estómago vacío). ¿Luchó en vano? Absolutamente no, además de satisfacer las necesidades propias, usted colaborará a mantener a parte de la población borracha en momentos tan difíciles. Por último, puede bautizarlo con el nombre que le de la gana porque ese ron es un invento suyo, llámese “Chispa de Tren”, “Wualfarina”, etc. Usted estará siempre conciente de que es una mierda.

9.- ¿Tiene peste a grajo y no hay desodorantes en el mercado? No se preocupe, durante décadas el cubano aprendió a combatir ese mal que heredamos de África y Europa, trate de conseguir un pomo de leche de magnesia y agréguele un poco de perfume “Fiesta”, debe ser éste último porque es de producción nacional, todo lo que lleve una etiqueta extranjera será considerado lo supremo y no se mezclará con otros productos. En su defecto, consígase por medio de alguna amistad farmacéutica un pomo de alcohol boricado, agréguele un poco de bicarbonato de sodio y comprobará sus buenos resultados. Dificultades; Es casi imposible conseguir todos sus ingredientes durante el Período especial, situación que lo condenará a continuar con su peste a grajo y envenenarle la vida a sus conciudadanos en los camellos.

10.- ¿Tiene la cabeza sucia y no posee champú? No se preocupe, en Cuba todo se puede resolver (Procúrese siempre un amigo que trabaje en farmacias) Por medio de ese socio trate de conseguir algún frasco de “Lavado Vaginal”, es magnífico para el cabello, lo deja suave y sedoso como el mejor champú del mundo. En caso de carecer de algún amigo en el giro de las farmacias, puede utilizar detergente en polvo para lavarse la cabeza, no tema que le pueda causar daños porque ya viene bautizado con harina de castilla o maicena. Dificultades; En ambos casos existen un 99% de posibilidades negativas para conseguir esos productos. Le recomendamos que continúe con la cabeza sucia. Otra receta muy popular consiste en lavarse la cabeza con jabón Nácar (para que sea Nácar auténtico no debe poseer olor ni envoltura). Por medio de un socio que trabaje en farmacias consiga un frasco de Laxagar, luego de enjuagarse todo lo dañino que el Nácar pudo dejar en su cabello, frótese durante unos minutos con Laxagar y repita el enjuague, los resultados son maravillosos. Si no tiene socio en farmacias será imposible éste método.

11.- ¿Cómo garantizar el desayuno en el período especial? Ante todo debe velar porque el azúcar nunca falte en su casa, luego, siembre en el patio cuanto tipo de yerba pueda servir para preparar un cocimiento, puede intercambiarla con sus vecinos por otras yerbas que no tenga en su huerto. Dificultades; Tendrá que vigilar constantemente a sus vecinos y evadir las solicitudes de sus compañeros de trabajo, no olvide que todos se encuentran atravesando una situación similar.

Sería interminable la lista de consejos útiles, para un período tan especial como el que vivieron los cubanos. La experiencias son muchas y abarcan infinitas facetas de la vida humana de donde no escapan el sexo, el trabajo, los apagones, la falta de agua, la falta de transporte, la falta de todo lo imprescindible para vivir decentemente. Aún así, después de vencida esa dura etapa de su vida, usted lo olvidará todo con suma rapidez, es por ello, que se hace recomendable una dieta balanceada de productos que ayuden a conservar la buena memoria.

Vencida esa crisis saldrán todos los ratones de sus madrigueras, y le dirán que usted es un héroe porque resistió dignamente toda esa miseria, usted se lo creerá porque además de poseer muy mala memoria es algo tonto, y no se puso a pensar que aquellos ratones no sufrieron sus penurias cuando se mantuvieron ocultos en sus cuevas. Después de todo esto y encontrándose arruinado físicamente y moralmente, sin voluntad para enfrentar el porvenir, usted formará parte de grandes marchitas, protestas por cualquier cosa, manifestaciones por tonterías y así hasta que muera. Luego, el ciclo se repite mientras los ratones disfrutan en sus majestuosas cuevas.

Jueves, 16 de Agosto del 2001

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar