Músicos por la letra E

Elena Burke

La Habana 28 de febrero de 1928 - 9 de junio de 2002

Te quedaste con todo,
el libro y la memoria,
los paseos y la flor.
Pero yo tengo tus ojos
y de vez en cuando me miro
en ellos -tan tristes y huidizos-
para que tú me lo devuelvas todo,
el libro y la memoria,
los paseos y la flor .
Del poeta Miguel Barnet, homenaje a Elena Burke

Nació Romana Burgues en el barrio habanero de Cayo Hueso. Solo que con este nombre no se puede cantar, tener mucho feeling . Y cambió su identificación por el más criollo Elena el más sonoro Burke. Y bajo ese sello se lanzó, partituras al brazo, por emisoras de radio, teatros de barrio, pequeños clubs, aunque todavía no tomaba bombón sino un café con leche mañanero que posibilitaba el periplo capitalino. Hasta entrar al recinto armónico de Aida Diestro en ese inolvidable Cuarteto D'Aida junto a Moraima, Haydée, Omara. Para luego volver a su papel de excelente solista en todos los santos -y non santos-lugares de Cuba y del mundo ( Helio Orovio ). Elena vivió para cantar. Desde sus tiempos iniciales, aún con su bata de colegial, fue vehículo interpretativo de todos los géneros: canción, bolero, son, guaracha, guajira, mambo, chachachá- y de otros como el blues , canción slow , tango, entre otros.

Su primer contacto con la música fue del tango, tenía cinco años y le encantaba imitar a Libertad Lamarque. Se sabía todos sus tangos. Los cantaba en una especie de show que hacía en su casa y era para ella su juego favorito.

Solía decir "Todavía, de vez en cuando, al presentarme pongo mi tanguito". Debuto a los doce años, donde cantó "Caminito", en un programa de aficionados que tenía la CMC . "Apagaron las luces del escenario y me encendieron un reflector en la cara. Yo no sabía bien la letra y cuando fui a leer no pude, me callé y me tocaron la campana"...en efecto, lo había hecho mal. Algún tiempo después volvió a probar suerte en una emisora que estaba por donde está actualmente la CTC . Allí en ese lugar no sonaba una campana sino que Chanito Isidrón -el cantante de puntos guajiros-le interrumpía los acordes a los participantes o aprendiz de cantantes. Ella regresó a concursar y esta vez fue con: cun cun cun quin cun cun cun.Lo volvió hacer mal parece, porque Chanito no la dejó acabar.

Miguel Gabriel, uno de los dueños de la planta del programa La Corte Suprema del Arte, le gustó su voz. Le hizo una prueba con Orlando de la Rosa y la contrató para cantar durante una semana. Allí se mantuvo, más o menos hasta sus catorce años. Luego pasó a 1010 -en la que trabajó durante mucho tiempo. La 1010 tenía una programación magnífica, con muy buenos artistas. Actuó por primera vez para un público que de verdad iba a escuchar música romántica; fue la primera emisora que la sacó a cantar a fábricas y escuelas. El pianista que la acompañaba en estas actividades era Dámaso Pérez Prado . Allí tuvo su primera experiencia con un cuarteto; no, con un trío. Trabajó con el maestro Adolfo Guzmán. Le gustaba mucho descargar con el maestro Mántici o con Guzmán y cuando todos coincidían en un estudio aquello era para cortarse las venas.

[ Desde temprana edad, Pérez Prado se movió dentro del universo sonoro del danzón, fue pianista de una charanga francesa en Matanzas, su ciudad natal. Como muchos músicos, viaja a La Habana, específicamente en 1942, donde comienza una carrera que lo llevaría al estrellato, más o menos diez años después. Desde su llegada a la capital y hasta 1949, toca el piano y escribe arreglos para diversas agrupaciones musicales, entre las que destacan las orquestas de Paulina Álvarez y Casino de la Playa.]

Luego vino una serie de presentaciones en teatros Habaneros. Cuando tenía como diecinueve años se unió, cantando y bailando, con Las Mulatas de Fuego, con ellas fue a México. Allí estuvo mucho tiempo. Incluso participo en algunas películas: Salón México y otras con el Indio Fernández , siempre bailando, pero no actuando como actriz. Aunque su primer viaje fue a Jamaica, en Kingston, con Litico Rodríguez tenía una pareja de bailes con una muchacha. "¡Fíjate qué combinación! Yo cantaba y ellos bailaban. Pero en determinados momentos bailábamos los tres", bailaba demostrando sus dones danzarios para satisfacer el apetito de un público anhelante de rumbas, guarachas y sones cubanos, evocaba aquellos momentos con gracia y picardía: "Me gusta bailar, me gusta cantar... me gusta la música. Qué quieren, ¡así soy yo!"

Se unió a una serié de Cuarteto de Orlando de la Rosa , después con el de Facundo Rivero , más tarde con un trío que se llamó Las cancioneras, dirigido por Enriqueta Almanza y por último con el Cuarteto de Aida Diestro.

Su periplo artístico hizo escala importante cuando conoció a la pianista y directora de orquesta Aída Diestro , quien trabajaba en la CMQ Radio y a la cual animó para formar parte de una agrupación vocal que había planeado junto con Moraima Secada , Omara y Haydeé Portuondo . En agosto de 1952 debutaron en el Carrousell de la Alegría , espacio televisivo presentado por Germán Pinelli. Recién acababan de montar dos números: Mamey colorado y Cosas del alma . De ahí pasaron al Show de mediodía y eso les hizo pensar en extender su repertorio, entonces armaron: Que jelengue , Profecía , Ya no me quieras y Las mulatas del cha cha cha . Todo prometía; sin embargo, la irregularidad en los contratos fracturó el proyecto y provocó la separación. Ella lo expresó en una entrevista con Luis Brunet : "Creo que después de la Aidas consolidé mi nombre. Y vino la Revolución y todo fue ir hacia delante".

Desde muy joven estuvo relacionada con el filin, ya que cumplió sus quince años en la 1010. Y todos esos músicos Angelito Díaz, José Antonio Méndez, César Portillo, Yáñez y Gómez, Justo Fuentes, Tania Castellanos. Los conoció en la emisora, y al mismo tiempo se iba al Callejón de Hammel, por las noches, para reunirse con ellos y aprender esa música maravillosa. " A menudo se dice que soy la mejor intérprete del filin... Yo pienso en un determinado momento se puede interpretar una canción muy mal y se deja de ser la mejor en ese momento. Eso es muy relativo. El filin es una cosa en la que tiene que ver mucho el ánimo, la emoción", afirmaba.

En 1957, Álvarez Guedes le produjo a Elena Burke su primer disco de larga duración para su sello Gema . Él puso condiciones espléndidas desde el punto de vista orquestal, para que ella enseñara sus poderosas cartas credenciales como una de las más importantes voces del cancionero en lengua hispana durante el siglo XX.

La década del 60 fue quizás su momento de mayor auge. Viajó por medio mundo, cantó en el XII Festival de la Canción de Viña del Mar (1964), en la clausura del Festival Cinematográfico de Cannes (1964), en la Expo '67 de Japón y en el II Festival del Disco de México (1969).

Enriqueta Almanza , una de sus más asiduas acompañantes al piano decía que no era fácil acompañar a Elena: "Ella no permitía caer en rutinas. Aunque se trate de canciones repetidas, siempre hacia de una versión variantes insólitas. En un escenario uno tenía que andar cazándola , pues nunca proyectó un número igual ni dos veces. Y no hablo de lo musical solamente, sino de la emoción".

Por su parte Frank Domínguez , él compositor de Tú me acostumbraste , de la que Elena fue su primera intérprete, comentaba al respecto del estilo de Elena y de su capacidad musical subrayando la importancia del "oído armónico". "No lee música, pero sabe exigir el acorde perfecto. Y si cambia la melodía, en definitiva, la realza con su sentimiento. Pero si el acompañante varía en algo una nota, con su mirada de saeta, por encima del hombro, es capaz de preguntar en medio de un espectáculo: '¿ qué es eso ?' Elena es única, ha levantado canciones sin tanto vigor a partir de su versión."

Los imágenes de Elena Burke

A Gabriel García Márquez le gustaba mucho su estilo, de hecho le parece la mejor cantante que ha tenido Cuba durante mucho tiempo y dice que uno de sus grandes méritos ha sido rescatar del olvido y difundir para beneficio nuestro una gran cantidad de temas románticos, de los cuales, confiesa, se inspiró para escribir El amor en los tiempos del cólera .

"Elena Burke -apunta Gabo - descubre con su voz lo que hay en su interior. Por eso por donde pasa deja huella, y deja huella porque sus interpretaciones consiguen imponer en el escucha: el texto, la melodía y el ritmo de las canciones." (Ernesto Márquez)

Basta escuchar, por ejemplo, su incomparable interpretación del Son al Son de Cesar Portillo de la Luz, grabada en el verano de 1981 y engalanada con un arreglo magnifico del fallecido Rafael Lay y el respaldo espectacular de la Orquesta Aragón.

''Siempre sabíamos que íbamos a salir de ahí [de los cuartetos D'Aida y Siboney en los años 50] y ser figuras'', dijo la cantante Olga Guillot desde México, refiriéndose a que la Burke integró el primer cuarteto y la Guillot el segundo. ``Era una gran contralto. La generación nueva de Cuba la adora, y la del exilio aprendió a conocerla y admirarla''.

"Siempre fue categórica para todo, porque obró sin hipocresías, porque nada era fingido en ella, sino auténtico, porque vivió la vida como la sintió", dijo Cesar Portillo de la Luz. "Nos ha dejado cantando aquello de que me quiten lo baila'o", agregó

Ella fue de las pocas, que logró combinar con sabiduría y buen gusto estilos tan variados como los de Ernesto Lecuona, Silvio Rodríguez, Ignacio Piñeiro, Sindo Garay, Mirta Silva o Pablo Milanés. Y eso no es una identificación, sino la prueba más rotunda de su condición de gran estilista, que le permitió en vida abarcar cuanto registro y cuanto acorde existe sobre el pentagrama; porque ella descubrió con su voz la maravilla de lo nuevo. (Ernesto Márquez)

La legendaria " Señora sentimiento ", como sus admiradores bautizaron a Romana Elena Burgues, su nombre verdadero, falleció en La Habana el domingo 9 de junio a los 74 años de un paro renal y otras complicaciones que no vienen al caso. Burke fue inhumada en el panteón del la Sociedad hijos de San Miguel , en el cementerio capitalino de Colón, teniendo en cuenta que, recientemente había ingresado a este grupo sincrético yorubá , bajo la protección del Dios Changó [el fuego y el relámpago bendito] .

Cantos rituales e invocaciones santeras dieron paso al tema de Pablo Milanés " Para vivir ", estrenado por Burke y coreado en el sepelio por una multitud que incluyó a famosos como las cantantes Omara Portuondo , Olga Navarro y Beatriz Márquez , el guitarrista y compositor Ñico Rojas y la compositora Marta Valdés, entre otros.

Descanse en Paz la señora sentimiento...la Diosa del Feeling!. Santa Bárbara la tengo en su más alto Reino DE ESTRELLAS...Acógela San Miguel , Ayúdala San Mateo , Agayú estamos invocando a Yemayá, Eleguá y Aché..., Elecua !

Apuntes

Con la entrada a la legalidad de la oposición en La Habana de los años 40' surge la emisora radial MIL DIEZ, que sería de gran importancia para la música. La 1010 difundiría todo tipo de música, con énfasis en lo nacional, y promovería además programas dedicados al Jazz y al tango. Es a través de está emisora que se encausará el movimiento trovadesco del Feeling ( Fuente: Leonardo Acosta).

Las décadas de los 40 y los 50 fueron la época dorada de la música cubana; años de origen y esplendor de fenómenos y experimentos que han marcado pautas, tanto en Cuba como fuera de ella. Uno de los más significativos sería el filin, que renovaría el bolero a partir de una nueva forma de concebir la canción, tanto en su composición musical, su letra y su interpretación. Dentro de este proceso destaca un grupo de cantantes negras y mulatas que, bajo la influencia de Billy Holliday, Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, introducen la peculiar escala del jazz, con fracciones de tono inhabituales en Cuba. No sé exactamente cómo se adopta esa forma de cantar, pero parece evidente que Aida Diestro y su famoso cuarteto tuvo algo que ver con ello pues sus componentes hicieron suyo el nuevo estilo: Elena Burke, Omara Portuondo y Moraima Secada continuaron esta reciente tradición durante casi toda su carrera. (Fuente: Leonardo Acosta)

Las D´aidas : Fundado en 1952 por Aida Diestro. Grupo vocal que hizo un trabajo de interpretación de la música popular cubana a lo largo de veinte anos. En su primera etapa estuvo formado por Elena Burke , Moraima Secada , Omara Portuondo y Haydee Portuondo . El cuarteto viajó por México, Suramerica, Estados Unidos, y muchos países de Europa. Sus primeras integrantes al convertirse paulatinamente en solistas han sido sustituidas por nuevas voces Ha actuado en radio televisión, teatro y grabado numerosos discos. (Fuente: Helio Orovio)

Material de Consulta

  1. Luis Brunet. ELENA BURKE, DIGA USTED. La jibarilla
  2. ERNESTO MARQUEZ . Elena Burke, la Señora sentimiento , logró hacer de la canción un arte atemporal
  3. Helio Orovio Un canto para Elena . Revista de Salsa Cubana junio - agosto de 1998
  4. Luis Tamargo . Obituary. Latin beat Magazine, octubre 2002, pag 5
  5. Bladimir Zamora ELENA O UNA FORMA DE SER DE LA CIUDAD
  6. Leonardo Acosta . Raices del Jazz Latino. Un Siglo de Jazz en Cuba. Editorial La Iguana Ciega. Barranquilla-Colombia. 2001.
0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar