Yegguá (Yewa)

0
0
0
s2smodern

En su presencia nadie puede desnudarse ni tener siquiera pensamientos sobre placeres de la carne; no se puede hablar con rudeza ni establecer peleas. Goza de gran prestigio entre los mortales y sus hijos se someten a un comportamiento absolutamente rígido y austero. Es particularmente adorada en Santiago de Cuba.

PATTAKI DE YEWA:

Yewá vivía aislada en el castillo de su padre, Oddúa, quien la adoraba por ser muy bella y virtuosa. Al llegar a oídos de Changó las cualidades de Yewá, apostó a que podría seducirla. Se trasladó al castillo de Oddúa donde se puso a arreglar las flores del jardín. Al verlo a través de la ventana, Yewá quedó prendada del orisha de los truenos. Al enterarse Oddúa, montó en cólera y ante los reproches de éste, Yewá le suplicó que la enviará a un lugar donde no pudiera ser vista por ningún hombre. Es así como Oddúa la hizo reina de los muertos y desde esa época vive entre los muertos para entregarle los cadáveres a Oyá.

SINCRETISMO:

Yewá se sincretiza con Nuestra Señora de los Desamparados, Nuestra Señora de Montserrat, Virgen de los Dolores, Santa Clara de Asís y Santa Rosa de Lima.

COLOR: Rosado

NUMERO. 11

ATRIBUTOS: muñeca, collar de cuentas rosadas.

COLLARES: de cuentas rosadas.

ROPA: Viste de rosado, bata ceñida con una franja de la misma tela, corona.

VEGETALES PREFERIDOS: Flor de maravilla (la blanca se une para refrescar y despojar la casa) y la rosa francesa.

ANIMALES: Se le sacrifican chivas dondellas, palomas y gallinas de guinea.

RECEPTACULO: Casita que se coloca en algún cuarto interior, en lo alto. Tiene otá, una muñeca, un cesto y una tinajita.

HIJOS: Son mujeres, generalmente mayores, dominantes, severas y exigentes. Llegan a ser desagradablemente extremistas en sus conceptos morales.

REZO A YEWA:

Yeguá orí masó ohí kara okú olá yoko ada babá
iba yeyé Ogún ode, Ogún odo ilé aguá are olokoleri
ilé tutu aña tuto anto da ofún ori ma guá. Ayó.

0
0
0
s2smodern

En esta sección sobre la religión en Cuba

Yemayá

Yemayá

YEMAYA (Virgen de Regla-Juno) - APUNTES SOBRE FOLKLORE AFROCUBANO Orisha mayor, madre de la vida ...

Iniciación a la santería

Iniciación a la santería

No son todas las personas "escogidas" para pertenecer a esta religion de descendencia africana,hay...

El sospechoso cuchillo de Olok…

El sospechoso cuchillo de Olokkun

La ceremonia sería a las doce del mediodía, en Centro Habana. La madrina le había avisado con ante...

Ifá

Ifá

La palabra Ifá, de la que se dice es intransferible, se refiere al cuerpo Yoruba de conocimiento r...

De misas y muerteros

De misas y muerteros

… Reflejate en los ojos de todos aquellos con los que tropieces, en cada uno de esos reflejos verá...

La Santería, transcendiendo fr…

La Santería, transcendiendo fronteras

La migración de personas cubanas a otros países ha propiciado la expansión de las tradiciones cuba...

La Cuaresma

La Cuaresma

En Cuba se ha tratado de borrar la memoria histórica, la religión y sus tradiciones Entre algunos...

Esperando el final de un cerco

Esperando el final de un cerco

Nuevamente las Iglesias protestantes son objeto de la atención pública en este convulso año. El turn...

Bembé

Bembé

En la Habana Vieja una noche del mes de Julio de 2005, ¿el 20 o, el 21 no recuerdo con exactitud, se...

El mensaje de los Orishas

El mensaje de los Orishas

Una de las formas de predecir el futuro consiste en el proceso de adivinación, propio de muchas cu...

La sociedad Abakuá en Cuba

La sociedad Abakuá en Cuba

La sociedad secreta Abakuá de Cuba, fraternal, religiosa, cultural y mutualista, creada en 1836 e ...

Los Ñáñigos

Los Ñáñigos

Entre las transculturaciones originadas por los esclavos provenientes de la región nigeriana del C...

Aggayu

Aggayu

AGGAYU /AGGAYU SOLA (San Cristóbal) APUNTES SOBRE FOLKLORE AFROCUBANO Orisha mayor. Considerado...

Letra del año 2013

Letra del año 2013

Signo: Obara Ika. Profecía: Ire ariku yale tesi timbelaye lese Orichas ( un bien de salud escrito...

Rafael Zaldívar: El amigo que …

Rafael Zaldívar: El amigo que no llegó tarde.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser. J L Borges En tiempos de absorbente comunicaci...