Humor cubano

La Tremenda Corte

Nananina, Tres patines y el Juez sorprendieron a los cubanos en 1942 cuando La Tremenda Corte salió por primera vez al aire en la radio cubana y a lo largo de las décadas, siguen divirtiendo a generaciones enteras en todo Latinoamérica. Ayer, los sinaloenses los tuvieron en vivo.

Natalia Herrera, una de las tres 'Nananina', Octavio Rodríguez, sobrino de Tres Patines, y Omar Franco, el Juez, recrearon ante la prensa a los protagonistas del espectáculo Corriendo con Tres Patines y La Tremenda Corte, que escenificarían por la noche, dirigidos por Alejandro García Virulo.

"La Tremenda Corte es un homenaje a la cubanía, al humor y al hecho de poner en moda el buen gusto, un humor que subraye la inteligencia, agudeza, finura y el juego con las palabras", comentó Rodríguez.

La idea, comentó Virulo, surgió de su amistad con Octavio y Natalia, fundadores de la tradición teatral cubana, y la presentaron como parte de los festejos del 480 aniversario de Culiacán.

"Esto no sería posible sin la ayuda de Octavio, que tiene los guiones originales, nos pareció buena oportunidad representar algunos de los programas escritos por Cástor Vispo, catalán que vivió en Cuba, hasta hace siete años que murió. De aquí nos vamos al Festival de Baja California", añadió

Que se retome el programa, no solo es importante para él como familiar directo de tres patines, sino para los cubanos, destacó Rodríguez, porque aún mantiene las sonrisa de Latinoamérica.

"La magia que tiene esta presentación de la Tremenda Corte es que las personas la tienen como algo que se escucha en la radio, que está distante y se imaginan cómo serán los personajes".

Para Rodríguez, La Tremenda Corte es un homenaje al humor cubano, el teatro vernáculo, con la mulata, el gallego, el negrito llevado a la radio.

"Ese programa hecho en Cuba y para Cuba, hoy se escucha en toda Latinoamérica, paraliza Cancún, Panamá, acá mismo... Te quedas asombrado cuando te das cuenta de que ha trascendido en el tiempo".

La Tremenda Corte ha demostrado que cuando la cubanía se lleva con dignidad, con calidad, personajes muy bien elaborados, con un conflicto lleno de cambios de palabra que se le llama retruécano, se convierte en un monumento a la risa, la alegría y el optimismo.

El humor y el delito

La historia escrita por el autor catalán Cástor Vispo, que vivió en Cuba hasta hace siete años que murió, transcurre en una corte donde se juzgan los delitos cometidos por el escurridizo Tres patines. Y en este esquema de esquema en el que aparece un juez, un acusado y los acusadores, el humor predomina.

"El humor no tiene situación fija, es una categoría que valora los fenómenos sociales desde un punto de vista inusual, en el caso de La Tremenda Corte se basa en delitos, pero no por el hecho del delito sino de la capacidad de Tres Patines de eludir la justicia", dice Rodríguez.

"Y a la hora de presentar la Tremenda Corte siempre se va a quedar fuera de algún tipo de valoración la situación, se va a valorar la picardía del personaje".

Por eso llama Tres Patines, explica, porque corría tan rápido que era con más de dos patines, pero el juez lo agarraba y le aplicaba la justicia.

Y a ese juez le da vida Omar Franco, quien destaca la empatía que se genera entre los actores y les hace felices estrenarlo en Culiacán.

Humor en las venas

Pero la que arrancó risas y aplausos fue Nananina, quien a sus 88 años el buen humor le sale de manera espontánea.

"Estar en México me hace muy feliz, desde que nací adoro la Virgen de ustedes, cuando me contrataban yo estaba en España, luego en Italia, así... y en Cuba siempre decía 'yo no me quiero morir sin ir a México', porque me han llamado muchas veces y no he podido. Cuando Virulo llegó con esa noticia, 'Oye chico se me abrió el cielo', porque al fin estoy entre ustedes".

No salía de la isla desde 1986 y no personificaba a la mulata desde hacía tiempo, "mucho tiempo".

"Nananina es muy graciosa de carácter", comenta, "lo único que no resiste es que éste (Tres patines, a su lado) cuando mira a una mujer joven ya se bestializa".

Y tres patines le responde.

-- Nananina, pero uno tiene que admirar lo bello.

-- Sí, pero tú quieres mirar y mirar.

-- Bueno pero es que a mí me miran también.

-- Sí porque eres muy feo.

Las risas no se hacen esperar, pero interviene el juez para poner el orden.

-- Silencio en la sala, pregunten a Nananina.

Al final, la artista reconoce que un actor depende de un buen libreto, un buen director y todo sale completo.

A SABER

La Tremenda Corte surgió en Cuba, en 1942

Se transmitía en vivo en la radio cubana, tres veces por semana.

Estuvo al aire sin interrupción de 1942 a 1961

Después se llevó a la televisión y al teatro.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar