Historia de Cuba

Patria o Muerte (?)

0
0
0
s2smodern

El lema "Patria o Muerte" no lo inventó Fidel Castro en el supuesto fragor del combate, en la Sierra Maestra, sino en el confort del poder, en La Habana, en 1960. El 4 de marzo de ese año el vapor francés "La Coubre" explotó cuando descargaba granadas y municiones en La Habana, causando 101 muertos. Fidel Castro acusó a la CIA de haber causado la voladura. Al día siguiente, en el entierro de las víctimas, Fidel dio la oración fúnebre terminando su alocución con una amenaza que recalcó con la frase "Patria o Muerte". Esta expresión es reminiscente del lema "Libertad o muerte" de la revolución haitiana y de la república del Uruguay.

A Fidel le gustó su frase y la institucionalizó como lema de la revolución cubana. En Venezuela ese grito fidelista empezó a ser usado informalmente en diciembre del 2006. En esa fecha, durante su proclamación presidencial en la Asamblea Nacional, Chávez rubricó su juramento con el lema fidelista. Ese grito fue sorpresivo, porque el lema no formaba parte de la ceremonia.

El 10 de enero del 2007, al juramentar gabinete, Chávez usa de nuevo el lema cubano. A continuación establece que a partir de ese momento Venezuela adopta el lema fidelista y el socialismo como doctrina política. Esa decisión carecía de base legal, pues la doctrina socialista no aparece en la Constitución Nacional y menos como ideología política del Estado. Desde entonces Chávez violando abiertamente la constitución que el mismo promovió en 1999, metiendo de contrabando un concepto extraño a nuestro ordenamiento legal.

A raíz de esa propuesta de Chávez en 2007, los obispos de la Conferencia Episcopal enviaron a Chávez una carta firmada por el Cardenal Urosa pidiendo aclaración sobre qué tipo de socialismo tenía en mente. El presidente los mandó a leer los libros de Marx y Engels para que supieran a qué socialismo se refería. Ese mismo día envió esos libros como regalo al Cardenal Urosa. Posteriormente, en una alocución a los militares, Chávez indicó que el lema debe asumirlo cada soldado venezolano en su corazón y que el militar que no estuviera de acuerdo con el socialismo debía pedir la baja. Esa orden es abusiva e ilegal.

El 13 de abril del 2007, en un acto en la Academia Militar con asistencia del alto mando, Chávez ordenó al ministro de la Defensa, general Raúl Isaías Baduel, que el lema cubano era de uso oficial y obligatorio en la FAN. El primero en ponerlo por escrito fue el Vicealmirante Benigno Calvo Díaz, Comandante de la Armada. Dicho oficial promulgó la orden verbal por escrito. Este documento no tiene validez porque dicha orden debía venir por escrito del propio despacho presidencial. Chávez nunca emitió la orden por escrito, pero su uso se hizo obligatorio.

El general Ángel Vivas, un digno oficial de nuestra FAN, manifestó por escrito al Alto Mando, formalmente y dentro de la Ley, su desacuerdo con esta decisión. Vivas hizo ver lo inconstitucional de la misma, y el grave peligro que implica no solamente para la FAN sino para la seguridad y soberanía nacional. El general manifestó por escrito que si ese lema es permitido lo próximo que se impondrá será el uso de símbolos militares cubanos y la elevación de militares cubanos en puestos de mando por encima de los militares venezolanos. La respuesta del Ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel fue destituirlo de su cargo y enviarlo a su casa como medida disciplinaria.

En abril del 2008, luego de la renuncia de Fidel a la presidencia de Cuba, Raúl Castro decidió eliminar el viejo lema y reemplazarlo por "¡Trabajar!". Ante ese hecho, en julio de ese año el general Vivas decide entregar un escrito sobre el tema por ante el Tribunal Supremo de Justicia. Al salir del máximo tribunal fue hecho preso por la DIM. Para la época el ministro de la Defensa era el general Gustavo Rangel Briceño, quien dijo cumplir órdenes de Chávez.

Entretanto Chávez, sin darse cuenta de que Raúl había eliminado el lema mortal en Cuba, decide abrirle juicio al general Vivas por su oposición al lema macabro. Este juicio se ha convertido en una causa célebre en el seno de la FA. Ante la posibilidad que el juicio se le convirtiera en un boomerang, la justicia militar empezó a darle largas, ordenando el diferimiento de 10 audiencias hasta hoy. Se sabe que Raul llamó a Hugo y le dijo que no jurungara este avispero.

El general Vivas sigue sub judice, es decir su caso sigue siendo considerado por la Corte Marcial, pese a que el presidente Chávez ya ordeno subrepticiamente que se retirara el lema de las ceremonias militares. Es una orden de Raúl impartida al oído del propio Hugo. Entretanto el aborto de la justicia en este caso sigue campante como nada hubiera pasado. La dignidad venezolana representada por la resistencia no puede seguir soportando impávida que se sigan cometiendo estos alevosos abusos que son evidentes delitos de lesa patria.

0
0
0
s2smodern