Artículos relacionados con la emigración

Resoluciones del MINSAP ¿vigentes o derogadas?

0
0
0
s2smodern

El pasado 21 de febrero publiqué en Ciudadano Cero un post que, bajo el título “La Resolución 54 del MINSAP”, expone a grandes rasgos la naturaleza de esta draconiana medida. La letra de esta Resolución Ministerial se mantiene inaccesible para el trabajador, por lo que me vi obligado a reflejar en aquellas líneas su lado visible: la atrocidad sufrida por el trabajador que desea viajar al extranjero definitiva o temporalmente y que es retenido durante cinco años contra su voluntad por el Ministerio de Salud Pública. Pero hace varios días, manos amigas me hicieron llegar la letra de esta y de otras Resoluciones del MINSAP y recién me percato de una realidad mucho más complicada y pasmosa. El problema resultó ser más grave de lo que pensé.

Paradójicamente la Resolución 54, emitida el 2 de julio de 1999 por el Ministro Dr. Carlos Dotres Martínez – publicada en Gaceta Oficial el día 13 del mismo mes – no definió por cuánto tiempo el interesado sería retenido por el MINSAP una vez presentada su solicitud de baja al Director Provincial de Salud, sin embargo, desde el primer día de su entrada en vigor en 1999, la Dirección del MINSAP fijó en tres años el tiempo que sería retenido el trabajador que pretendiera viajar al extranjero, período que fue rápidamente elevado a cinco años, válido hasta hoy. La citada resolución tampoco especificó la salida del trabajador al extranjero en ninguna de las categorías establecidas en su Resuelvo Primero, sino que se debe inferir el impreciso “… o de cualquiera otra índole…” como la tela de araña donde han quedado atrapados, junto a su familia, miles de trabajadores.

Pero mi asombro aumenta cuando advierto que la Resolución 54 fue derogada por la Resolución 33 del 25 de abril de 2001 – publicada en Gaceta Oficial el 2 de mayo de ese año – que establece el término de tiempo de que dispone el trabajador para avisar previamente al Director de su centro cuando desee cesar su vínculo laboral, así como establece el plazo máximo de que dispone la administración para liberar al trabajador de sus funciones. Llama la atención que con la Resolución 33 queda derogada la 54 sin que se mencione tampoco aquí el tema de la “liberación” del trabajador que desea viajar al extranjero, a pesar de lo cual nunca dejó de aplicarse sistemáticamente a todo aquel que deseó salir del país un procedimiento idéntico al utilizado desde 1999 cuando entrara en vigor la controvertida Resolución 54. ¡¿?!

Pero ahí no se detiene el asunto. Resulta que la Resolución 33 fue así mismo derogada por la Resolución 144, del 17 de julio de 2003. Ese mismo día ya había sido dictada también la Resolución 143, que mediante su Resuelvo Primero obliga a solicitar la “liberación” a todo trabajador calificado subordinado al MINSAP que desee dejar de laborar en el sector para incorporarse en actividades, afines o no a su profesión, “… a otros órganos u organismos de la Administración Central del Estado, órganos estatales, entidades nacionales, empresas, uniones de empresas estatales, sociedades mercantiles cubanas, unidades empleadoras de las inversiones extranjeras, organismos no gubernamentales, asociaciones económicas, administrativas, de servicios o de cualquiera otra índole…” Ambas resoluciones fueron publicadas en Gaceta Oficial el 18 de noviembre de 2003.

De este modo la Resolución 143 vuelve sobre los pasos de la Resolución 54 emitida cuatro años antes, pues sin mencionar como categoría la salida del país, tácitamente toma esta circunstancia como “de cualquiera otra índoley con eso le basta para separar miles de familias durante cinco largos años,sinhaberdefinido tampoco por cuánto tiempo será retenido el solicitante de la “liberación”. Deja claro, eso sí, en su Resuelvo Cuarto que sólo el ministrodeterminará “… el término o las condiciones en que puede ser atendida la solicitud…” del trabajador, o lo que es lo mismo: será retenido invariablemente el tiempo que decida su ministro.

En fin, el horizonte se perfila oscuro para nuestro trabajador de la salud pública que desee salir definitiva o temporalmente al extranjero, pues continúa sometido a una política que coarta su derecho a viajar libremente. Como no soy licenciado en Derecho ni nada que se le acerque, todo lo que aquí digo puede estar sujeto a error y es muy probable que lo esté, lo cual es también consecuencia de la política seguida por las autoridades de mi país, que me niegan tácitamente el acceso a regulaciones que deberían estar expuestas a la libre consulta del trabajador, destinatario último de las disposiciones dictadas. Saben muy bien que un trabajador desinformado es manipulable y por esto mantienen la desinformación como uno de los pilares de su política de control. De no estar yo errado, el asunto va mucho más allá de que se nos retenga por cinco años – algo que no tienen derecho a hacer ni por cinco minutos – sino que es evidente que se han llegado a aplicar sistemáticamente estas medidas a mansalva, aun sobre la base de resoluciones no solo ambiguas, sino además derogadas, lo cual es sumamente grave. Esto es posible únicamente cuando se vive bajo el estado de indefensión a estamos sometidos los trabajadores de la Salud Pública cubana, que sin el apoyo de una organización gremial o un sindicato que represente y defienda nuestros intereses, quedamos a merced de los veleidosos dictados del todopoderoso ministro.

0
0
0
s2smodern